Representante de la Joven Escultura Mexicana, Rivelino (México, 1973) ha desarrollado una propuesta artística que se distingue por la exploración en los géneros del Relieve, y la Intervención Escultórica en el Espacio Urbano.

 

Considerado por el artista como un medio que le permite fusionar la bidimensión con la tridimensión, el Relieve es, para Rivelino, una superficie que se expresa a través de la estética de los materiales, un espacio que se convierte en territorio al ser ocupado con marcas y volúmenes, y un objeto que se impone como contenedor de narraciones.

 

En su obra, los materiales son “una piel” que lleva grabadas las huellas de ritos, creencias y memorias comunes a toda la humanidad.

 

La escultura de Rivelino se caracteriza por una poética que oscila entre lo reconocible, lo extraño y lo misterioso. Dividida en figuras antropomorfas de expresión hierática y objetos geométricos de presencia protagónica, su escultura mantiene la importancia del relieve a través de volúmenes adheridos o intervenciones grabadas en sus superficies.

 

Interesado en detonar diálogos con la memoria colectiva, Rivelino ha encontrado en el entorno urbano un territorio idóneo para intervenir imaginarios pasados y presentes. Concebido como un lugar que alberga numerosas memorias, el espacio ocupado por calles, plazas, centros de reunión o construcciones emblemáticas es intervenido con volúmenes escultóricos que irrumpen no sólo en la urbe sino, también, en la identidad e historia del lugar.

 

Con temáticas que inciden en circunstancias o problemáticas de ética social y derechos humanos, sus intervenciones en el espacio público alteran el orden estético de los espectadores a través de narrativas escultóricas que transitan entre lo real, lo surreal, lo posible y lo imposible.

 

De actitud artística independiente, Rivelino  ha dividido sus actividades entre la creación y la participación en eventos que vinculan economía y cultura. En 2010 participó en la Expo Universal Shanghai con el relieve de gran formato Diálogos naturales y, en 2011, inauguró la Galería de Arte de la Secretaría de Economía del Gobierno Federal, en la Ciudad de México, con la exhibición  Límites y consecuencias.

 

En 2012, su interés por el arte público y la gestión independiente derivó en una participación en el Foro Económico Mundial de Davos, Suiza, en la mesa de Arte y Desigualdad.

 

 Atrevido en sus proyectos, además de la exitosa intervención escultórica que bajo el título de Nuestros Silencios ha señalado el derecho a la libertad de expresión en ciudades de Europa y América de 2010 a la fecha*,  en 2012 cimbró al sistema artístico institucional de México con la intervención monumental Raíces. Diseñada conceptualmente como una metáfora de la compleja construcción de la identidad mexicana, la gigantesca y grotesca raíz de 1.2 km que trepaba y reptaba entre 14 emplazamientos prehispánicos, virreinales y modernos ubicados en el amplio perímetro del Centro Histórico de la Ciudad de México, destacó por las apasionadas reacciones que detonó en el sistema artístico institucional.

 

En el contexto museístico, Rivelino ha participado en más de 60 muestras colectivas y 35 individuales en el país y el extranjero.

 

*Lisboa, Madrid, Bruselas, Postdam., Roma, Londres, Moscú y San Petersburgo (2010-2011); Ciudad de México (Zócalo capitalino, 2011); San Diego y San Francisco CA (Estados Unidos de Norteamérica, 2015).